Refugiado

Toda persona tiene el derecho a ser protegido contra la persecución y la tortura.

Canadá ha reconocido este derecho humanitario en virtud de la Convención de 1951 referente al estatus de refugiados (Convención de Ginebra). El derecho a la vida, la libertad y la seguridad de un individuo también se encuentra consagrado en la Carta Canadiense de los Derechos y Libertades.

El sistema de determinación del estatus de refugiado

Para recibir protección en calidad de refugiado, un individuo debe encontrarse fuera de su país de residencia y demostrar con fundamentos que tiene temor de ser perseguido. De acuerdo con la Convención de Ginebra, el temor de ser perseguido se basa en cuestiones de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social u opiniones políticas. Sin embargo, el estatus de refugiado también puede ser el resultado de una interpretación menos restrictiva del temor de persecución. Por ejemplo, Canadá reconoce que una mujer puede ser perseguida por su género y por lo tanto la interpretación de la definición de refugiado debería incluir esta forma de persecución. Existen muchas otras circunstancias que pueden hacer que una persona sea refugiada.

Lawyer

Solicitud del estatus de refugiado

En Canadá, se ha convertido en obligación proteger a los refugiados; es decir, no exponerlos a la persecución. Los individuos que llegan a Canadá por sus propios medios pueden solicitar asilo en cualquier frontera canadiense o en una oficina de inmigración dentro de Canadá.

Deja que nuestra experiencia te guíe

Programe una consulta

Ir arriba